Lugar mágico, conformado por un fascinante sistema de grutas, espectáculo completamente natural,  originado al paso del tiempo desde hace miles de años, que pasa por  un proceso mediante el cual, rocas muy suaves o calizas son disueltas por una corriente de agua, que a su paso deja huecos los cuales se hacen más amplios a través de  los años.

Es un paseo pétreo dentro del cerro, que te asombrará en cada paso que des, donde se forma un espectáculo de rocas talladas por la mano milenaria de la naturaleza.

La gruta tiene una longitud de 400 metros  con varias ramificaciones, consta de 5 salas con alturas de 20 a 70 metros. En el interior podemos observar formaciones calcáreas que se asemejan a decoraciones barrocas, donde  sobresalen  columnas y estalagmitas de impresionante altura y diámetro, que semejan construcciones  de gran refinamiento.

Un sinnúmero de estalactitas y estalagmitas de diferentes tamaños crean diferentes formas caprichosas,  que gracias al ingenio  de los lugareños han dado paso a diferentes nombres alusivos: "Los Enamorados", "La Campana" (por el sonido que produce al ser golpeada), "El Lagarto", "El Monje", "El Fósil de Rinoceronte", "La Cueva de la Corona", "La Tina", "El Vestíbulo", impresionantes concreciones de Aragonita, las cuales asemejan cascadas de espuma por su blancura y por los destellos al recibir la luz artificial, así como muchas otras formas. Más que se pueden  agregar con la  imaginación de los visitantes. A la mitad de la gruta podemos escuchar el sonido del río subterráneo.

 
 
 
 






ANTES DEL VIAJE EXPERIENCIAS ATRACTIVOS CONTACTO